HipoGes Iberia

Cerrar

¿Cómo son los Grandes Proyectos Urbanísticos de Europa?

Tras más de 25 años de bloqueo, el proyecto Madrid Nuevo Norte convertirá a la capital española en la ciudad europea con el mayor desarrollo urbanístico.

Con un ámbito de actuación de 3,29 millones de m2, Madrid Nuevo Norte coloca a Madrid a la cabeza entre los grandes proyectos urbanísticos europeos, pese a que tanto el proyecto de Zuidas, en Ámsterdam, y el de La Defense, en París le superan en edificabilidad.

madrid nuevo norte

Este nuevo desarrollo supondrá para Madrid la extensión de la ciudad en 5,6 kilómetros desde los alrededores de la Plaza de Castilla hasta la proximidad del monte de El Pardo. De este modo, se espera generar un nuevo núcleo de actividad, que generará más de 117.000 empleos durante la construcción del proyecto y en torno a 94.000 una vez haya terminado, según datos estimados del Ayuntamiento de Madrid durante el gobierno de Manuela Carmena, quien ha liderado el proceso de diseño de este nuevo desarrollo.

Desde el Consistorio apuntan que el 60,54% de todo lo que se construya en Madrid Nuevo Norte se destinará a actividades económicas y estas se localizan junto a la nueva estación de Chamartín, «por lo que su vinculación a la red de transporte público facilitará que su uso como parte de la ciudad sea más eficiente ambientalmente y en el tiempo de desplazamiento para las personas».

Un denominador común

La estación de Chamartín es uno de los puntos protagonistas de este proyecto. El desarrollo de Madrid Nuevo Norte implica la remodelación y soteramiento de las vías acabando con una barrera urbanística que lleva años separando las diferentes zonas del norte de la capital. En Europa este tipo de proyectos utilizan este aspecto como factor común para los grandes desarrollos que han acontecido en las últimas décadas. Estos se basan en la regeneración de espacios urbanos partiendo de infraestructuras o espacios industriales preexistentes que, o bien han quedado obsoletas o siguen en uso pero suponen una barrera urbana, especialmente zonas portuarias y ferroviarias.

De este modo, de la misma manera que en Madrid se focaliza el proyecto en la estación de Chamartín, el origen del caso emblemático de King’s Cross, en Londres, fue actualizar, integrar y poner en valor una gran estación ferroviaria dentro del entramado de la ciudad. Este desarrollo, cuyas obras arrancaron en 2007 supuso la creación de crean más de 10 hectáreas de parques y espacios públicos mediante el desmantelamiento de las vías.

En Berlín, Europacity está vinculada a la estación central de la capital alemana, situada a sólo un kilómetro del centro histórico, por lo que en este caso se ha buscado dotar a esta zona de un carácter propio, creando un nuevo barrio entorno a la estación con usos mixtos, zonas verdes y culturales, cambiando totalmente la primera imagen de la ciudad que se llevan los turistas que llegan en tren. Otro caso representativo es Porta Nouva, en Milán. Un proyecto de regeneración urbana que sirve de puerta de enlace para conectar tres barrios antes separados del centro de Milán a través de amplias zonas verdes y peatonales. Así, se ha reconvertido una zona antes ocupada por antiguos almacenes de tren en un nuevo distrito de usos mixtos, con una importante zona residencial de viviendas.

En Frankfurt está el ejemplo de Europaviertel, cuya construcción arrancó en 2005 y supuso el desmantelamiento de gran parte de la playa de vías para reconvertir los antiguos espacios industriales y ferroviarios del distrito de Gallus en un área con mezcla de usos residencial y de negocios, conectados por un gran parque. Así, se logró transformar una zona degradada en uno de los distritos más modernos de la ciudad.

europaviertel

Apuesta por los usos mixtos

Otro aspecto importante en el desarrollo de estos proyectos es la movilidad sostenible, la densidad y la compacidad, así como la mezcla de usos. Esta última es otra de las claves de los nuevos grandes desarrollos urbanos, que la incorporan en su diseño. De hecho, aquellos desarrollos anteriores como La Défense de París o más recientes como Canary Wharf, en Londres, que no incorporaron desde sus inicios los usos mixtos, están siendo objeto de revisión en este aspecto e incorporándolos a posteriori para que convivan vivienda, oficinas, comercio de proximidad y equipamientos.

La Defense

Concretamente, en el caso del proyecto de regeneración de la zona portuaria, Canary Wharf, fue planteado inicialmente sólo para oficinas, pero finalmente se han instalado también zonas de ocio y hay mucha demanda residencial. El resultado es un nuevo centro de negocios complementario con la City de 1,37 millones de metros cuadrados de oficinas.

Madrid Nuevo Norte, con la lección aprendida

En París, el nuevo barrio nace a raíz de la prolongación del eje histórico de los Campos Elíseos. La zona, olvidada por los parisinos, ha dejado atrás las casas en ruinas, dando paso a edificios residenciales y de oficinas, lo que supuso la creación de un centro de negocios de 3 millones de metros cuadrados.

madrid nuevo norte

Madrid Nuevo Norte ha aprendido de estas experiencias y de los estudios que ratifican la validez de ese modelo por lo que combinará el desarrollo de distintos tipos de inmuebles. Así, complementando el peso de lo que se destina a actividades económicas, el 35,46% de lo que se levante se destinará a la construcción de un máximo de 10.500 viviendas, de las cuales el 24% tendrán algún tipo de protección.

Asimismo, se levantará un nuevo centro empresarial que contará con algunos de los rascacielos más altos de Europa. Su desarrollo aportará también a la ciudad cerca de medio millón de metros cuadrados de nuevos parques urbanos y zonas verdes entre los que se encuentra un gran parque de 120.000 metros cuadrados que ocupará parte del espacio recuperado por la cubrición de las vías de la red ferroviaria.

Colaboración público privada

La mayoría de estas actuaciones tienen en común que se están desarrollando gracias a diferentes modelos de colaboración público-privada.

En el caso de Madrid el promotor es la empresa Distrito Castellana Norte (DCN), participada por BBVA y Sanjose. Si bien, una parte importante de los suelos son propiedad de la administración pública, que gastará 2.452 millones de euros en este desarrollo, que le generará unos ingresos fiscales de 3.762 millones, representando un saldo positivo de 1.310 millones de euros. La inversión total para el nuevo ámbito se estima en unos 6.000 millones de euros.

Otro caso de colaboración público-privada es el de Hafencity en Hamburgo. Emplazado a sólo 800 metros del centro de Hamburgo, es un proyecto de regeneración urbana en una zona esencialmente marítima. La extensión del centro de la ciudad permitió dinamizar el centro histórico con una alta densidad edificatoria con inversión mayoritariamente privada. Dividido en 10 barrios, alberga oficinas, zona residencial y una importante área hotelera.

Los grandes proyectos internacionales de regeneración urbana han sabido aprovechar la ubicación en la cercanía de importantes núcleos urbanos y la cercanía a infraestructuras de transporte de gran capacidad para la creación de centros de negocios de última generación. Este es el caso de Zuidas, en Ámsterdam, que ha pasado de ser una zona aislada de la ciudad a convertirse en una atractiva área residencial que cuenta con el mayor centro de negocios de la ciudad, con 1,6 millones de metros cuadrados de oficinas.

nine elms londres

Por otro lado, en Londres destaca el proyecto Nine Elms, ubicado a las orillas del Támesis, al que se ha destinado una inversión de más de 16.000 millones para regenerar uno de los últimos distritos industriales de la ciudad en el que se espera que se instalen unas 1.000 empresas. Este desarrollo comprende la construcción de unas 20.000 viviendas rodeadas de infraestructuras y zonas verdes y un importante componente de espacios culturales.

 

Fuente: ElEconomista