HipoGes Iberia

Cerrar

Santander Entra en el Mercado de NPL Como Comprador

Según informa Expansión, el Banco Santander planea entrar como comprador en el mercado de activos distressed. La entidad estaría preparando su entrada con la compra de NPL por valor de 1.000 millones de euros.

Esta nueva línea de negocio se desarrollará a través de Deva Capital, un vehículo creado por Santander específicamente para explorar la compra de NPL. El responsable de esta línea de negocio será Josep Juliá, un experto en el mercado de NPL procedente del Banco Mundial y que se sumó el año pasado al grupo liderado por Ana Botín como senior advisor.

deva capital santander npl

Dicha inversión (1.000 millones de euros) no parece acercarse a los volúmenes de operaciones que vemos en las compras de grandes carteras por parte de fondos de capital riesgo especializados en NPL, pero simplemente se trataría de una inversión inicial que podría multiplicarse por los fuertes descuentos que caracterizan este mercado y por la posibilidad de apalancar hipotéticas operaciones.

La entrada del Santander como comprador puede sorprender, ya que los bancos normalmente se encuentran en el lado vendedor. Por ello, se espera que la entidad continúe su estrategia de venta de carteras de NPL para sanear su balance pese a que también esté desempeñando un papel comprador mediante Deva Capital.

Dos vías de actuación

Durante los últimos meses, el Banco Santander ha preparado el terreno para entrar en el mercado de NPL como inversor a través de dos vías:

Primero con la incorporación de Josep Juliá como asesor. Juliá no reporta directamente a ningún directivo de la entidad, aunque está en la órbita de competencias de Javier García Carranza, el máximo responsable de la división de Reestructuración, Inmobiliario, Participadas y Capital Riesgo del grupo.

npl santander deva capital

Segundo, con la creación de la sociedad Deva Capital como vehículo para invertir. Deva Capital es una sociedad 100% propiedad de Santander. Tiene licencia para la compra y venta de valores mobiliarios, participaciones sociales de empresas y, «en general, instrumentos representativos de la participación de la sociedad en entidades de todo tipo», según los registros.