Examen Anual del BCE. Suspensos 6 Bancos Europeos

Examen Anual del BCE. Suspensos 6 Bancos Europeos

Examen Anual del BCE. Suspensos 6 Bancos Europeos 2560 1440 HipoGes

El Banco Central Europeo ha llevado a cabo el proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) de 2019. Durante este proceso, se han reflejado los niveles de capital de máxima calidad CET1 de las diferentes entidades examinadas. 6 entidades no han llegado a los niveles de recomendación del organismo supervisor. La identidad de estos bancos no ha sido revelada, pero han recibido una carta de la presidenta Christine Lagarde. Pese a que desde el BCE afirman con positividad que ”la mayor parte de las entidades significativas cuentan con niveles de capital básico por encima de los requerimientos y la recomendación de capital”, en 2018 solamente un banco suspendió. Cabe destacar que pese a que 6 bancos no hayan superado el proceso, 103 sí lo han hecho, dejando el porcentaje de suspensos en un 5,5%.

No es vinculante, pero la recomendación CET indica a las entidades el nivel de capital requerido para mantener situaciones de tensión. Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE, ha matizado que de las 6 entidades suspensas, 4 de ellas pusieron remedio a dicha situación a finales de 2019. Por el contrario, las 2 entidades restantes que no consiguieron revertir la situación han recibido la solicitud de “medidas correctoras con un calendario preciso”.

pres-bce-examen-suspensos-bancos

Como se mencionó anteriormente, el Banco Central Europeo no desvela las entidades que no han superado el proceso, pero en aras de aumentar la transparencia, el BCE ha divulgado por primera vez los requerimientos de capital adicional del Pilar 2 para cada banco que supervisa. Gracias a esta información, sabemos ahora que exige a Bankinter, Kutxabank, Santander, BBVA, CaixaBank, Abanca Corporación Bancaria, Unicaja Banco, BFA Tenedora de Acciones (donde se encuentra Bankia) e Ibercaja Banco menos capital del Pilar 2 que al promedio europeo.

Mientras que el mínimo regulatorio se conoce como Pilar 1, los requerimientos de Pilar 2 son exigencias de capital que se sitúan por encima de este mínimo. Estas exigencias son específicas para cada entidad y están destinadas a cubrir los riesgos infravalorados o no cubiertos por Pilar 1.

Su reducción permite inducir que, en conjunto, el nivel de riesgo acumulado en las cuentas de los bancos españoles disminuyó en 2019. En promedio, los requerimientos de Pilar 2 se situaron en esta revisión en la zona del euro en el 2,1%, sin cambios respecto a 2018. En el caso de los españoles, el BCE exige a Santander, BBVA y a CaixaBank un requerimiento de capital del Pilar 2 del 1,5%.

En el caso de Bankinter y Kutxabank las exigencias de capital adicionales son menores, del 1,20%. A Abanca Corporación Bancaria y a Unicaja Banco el BCE les exige un capital adicional del 1,75 % respectivamente y a BFA Tenedora de Acciones, donde se encuentra Bankia, y a Ibercaja Banco del 2%. Por encima de la media a parecen dos entidades españolas: Banco de Crédito Social Cooperativo (2,50 %) y Banco Sabadell (2,25 %).

El BCE, satisfecho sobre los NPL

Con lo que respecta a los Non-Performing Loans, el BCE se ha mostrado muy satisfecho por la evolución general de las entidades analizadas. Hace 5 años el volumen de NPL que mantenían las entidades más significativas se encontraba rondando el billón de euros con una ratio NPL de 8%. En septiembre de 2019, esta cifra se situaba en 543.000 millones de euros con una ratio del 3,4%.

¿Cómo se evalúa?

El PRES se divide en 4 bloques de análisis principales. Estos son:

  • La viabilidad y sostenibilidad de los modelos de negocio,
  • La adecuación del gobierno interno y la gestión de los riesgos,
  • Los riesgos para el capital y
  • Los riesgos de liquidez y de financiación.

Cada uno de estos cuatro aspectos recibe una puntuación comprendida entre el 1 y el 4 (siendo 1 la más alta y 4 la más baja) para cada entidad, que se agregan posteriormente para obtener una puntuación global.

Mientras que en 2018 la proporción de entidades que lograron una puntuación global de 3 se situaba en 2018, este pasado 2019 ha visto aumentada dicha proporción hasta llegar al 43% de las entidades.

bce-examen-pres-2019

La proporción de entidades con peor rentabilidad, aquellas con una puntuación de 4, se redujo hasta el 8%, desde el 10% de 2018. Y, finalmente, el porcentaje de entidades que obtuvieron una puntuación de 2 descendió hasta el 49%, desde el 52%. Ninguna entidad significativa recibió un 1.

La mayoría de las entidades significativas presentan una rentabilidad que se sitúa en conjunto por debajo de su coste de capital, dificultando su capacidad para generar capital de manera orgánica y emitir acciones nuevas. Este aspecto preocupa al organismo supervisor, ya que el informe reconoce que “preocupados por la baja rentabilidad, los supervisores están prestando cada vez más atención a la resiliencia de las entidades en el futuro y a la sostenibilidad de sus modelos de negocio”. También descienden las puntuaciones del gobierno interno de los bancos. El 76% de las entidades, frente al 67% de 2018, recibieron una puntuación de 3, mientras que solo el 18% recibió una puntuación de 2, frente al 25% de 2018. ”Estas conclusiones muestran que en muchos casos los órganos de administración no son eficaces y los controles internos son débiles”, advierte el Banco Central Europeo.

El lo que respecta a los riesgos para la liquidez, los resultados reflejan que el nivel “es adecuado”: El 76% de las entidades recibieron un 2, frente al 70% de 2018. Pese a ello, solamente 4 entidades recibieron un 1, lo que supone la tercera parte que el año anterior.